Nuestro Colegio

El Colegio "Médico Pedro Herrero" parece un colegio joven. Su actual nombre aparece por primera vez durante el curso escolar 1994-95, pero en realidad es una continuidad del Centro de Estudios "JUAN XXIII", que inició su actividad educativa en el año 1959, realizando una gran labor en orden a la formación y promoción de varias generaciones de alumnos de toda la comarca de L'Alacantí.

Nuestra concepción educativa es una gran familia en la que el diálogo, la interacción y la convivencia se constituyen en elementos connaturales del proceso educativo.

Nuestra meta es prestar la ayuda necesaria a niños/as y jóvenes de nuestra sociedad para la adquisición y mejora de la formación integral sin distinción de clases sociales hasta alcanzar la capacidad de decidirse por el camino correcto hacia la madurez integral e integradora.

Objetivos

  1. Lograr la formación personal del/de alumno/a dentro de la comunidad educativa, mediante el desarrollo armónico de todas sus potenciales espirituales, físicaspsicológicas y socioculturales.
  2. Admitir la diversidad de ritmos evolutivos y de capacidades intelectuales del/de la niño/a y tenerlos en cuenta para fijar la programación, los niveles y los criterios de evaluación.
  3. Fomentar la actividad y la iniciativa junto a la búsqueda de los conocimientos.
  4. Desarrollar una formación socio-comunitaria que, inspirada en los valores democráticos y pluralistas, capacite para la convivencia y el dialogo, entendido como búsqueda en común de la verdad y de la justicia, fomentando un recto sentido crítico compatible con el respeto a los demás, una actitud efectiva de servicio, el trabajo en grupo y la apertura a los otros, aceptándolos con sus valores y limitaciones.
  5. El orden y la disciplina que son necesarios para la vida y el trabajo escolares y un sano afán de exigencia y superación no serán entendidos ni como una rutina ni como la mera consecuencia de la coerción; por el contrario, la labor educativa de nuestro colegio en este sentido, se basará en el respeto mutuo. El diálogo, la reflexión, la colaboración y la solidaridad.
  6. Los lazos y el arraigo del colegio respecto al barrio, la ciudad, la comarca y nuestra comunidad, también constituirán un objetivo preferente con el fin de conseguir la inserción de los/as alumnos/as en el entorno social en el que viven. Igualmente, se procurará que conozcan el país, su realidad nacional y su problemática. Estos aspectos deberán tenerse en cuenta en las programaciones, contenidos y actividades de cada curso.
  7. Al transmitir conocimientos se intentará conseguir de los/as alumnos/as una actitud abierta, receptiva y reflexiva hacia los cambios que el progreso y la técnica nos reportan.
  8. Basamos nuestra actuación en los principios de la escuela activa por su sólida fundamentación en la biología, psicología y la sociología.
  9. Creemos que es necesario fomentar en el/la alumno/a una actitud curiosa, crítica e investigadora que, mediante la comunicación y el trabajo, se convertirá en la base de su formación y de adquisición de los aprendizajes.
  10. Aspiramos a formar personas con verdadero sentido de libertad y dominio de sí mismo, que apueste por el equilibrio, la madurez, la estabilidad racional y efectiva, viviendo su sexualidad desde una visión positiva y total del hombre, constante y firme, siendo sensible a los problemas, especialmente ante los de los más necesitados. Que viva animado por la solidaridad y el servicio a la promoción de un orden justo, sabiendo arriesgar y sacrificar sus intereses particulares al bien de los demás.

Criterios Pedagógicos

El colegio elige su metodología educativa y sus criterios pedagógicos de acuerdo con la meta educativa final.

  1. Estimular una pedagogía activa donde el/la alumno/a sea el/la protagonista de su aprendizaje.
  2. Orientar al alumnado en su trabajo de acuerdo con los siguientes principios.
    • La situación real del alumno y su entorno familiar y social.
    • El interés por el trabajo individual.
    • La importancia del trabajo en grupo, cooperación y solidaridad.
    • El desarrollo de la capacidad intelectual.
    • El ofrecimiento de unos servicios técnicos adecuados para su orientación profesional y vocacional.
  3. Proyectar nuestra educación más allá de la actividad académica a través de la formación para el tiempo libre mediante actividades culturales, deportivas y de convivencia.
  4. Concretar en el proyecto educativo una metodología didáctica abierta, flexible y actualizada, que garantice nuestros principios pedagógicos.
  5. Verificar y evaluar el nivel de la calidad de enseñanza y la adecuación de nuestra pedagogía a las necesidades de los /as alumnos/as.